fbpx

Cómo usar los espejos para decorar tu casa

Utilizar espejos para la decoración de tus espacios puede resultar en una gran idea por muchas razones. Dan sensación de amplitud, generan una mayor luminosidad y pueden resultar en complementos perfectos para el resto del mobiliario si se escoge el marco adecuado.

Para ayudarte a saber emplearlos, te damos ahora una serie de consejos muy útiles para quepas sacar el máximo partido a este recurso tan infravalorado.

Lo primero que tener en cuenta es que el espejo sea el correcto y se complemente con la línea de interiorismo que llevamos a cabo en la habitación que corresponda. Escoger un marco apropiado, en conjunto con otras piezas, es fundamental para crear la armonía que buscamos.

Un espejo puede convertirse en el centro de atención de un espacio. Si buscas uno con un tamaño, forma y el marco adecuados, puede crear tal atracción que todos los ojos vayan hacia él. ¿Qué tal si pruebas a combinarlos? Puede ser una gran idea utilizar varios espejos discretos y pequeños en una misma pared para crear un mosaico impresionante.

¿Necesitas ganar espacio? Entonces los espejos son tu solución ideal. Estas piezas pueden convertirse en auténticas ‘ventanas’ imaginarias que generen espacio donde no existe. Busca el ángulo y el tamaño adecuados y llena de amplitud y profundidad una habitación que necesita respirar.

Cuidado con los tamaños. Aunque os animamos a arriesgar con vuestras configuraciones de espejos, os sugerimos una regla infalible para no perder la armonía del lugar. Tratad que el espejo que coloquéis no supere 2/3 del tamaño del mueble más cercano, así no crearéis una desagradable descompensación.

¿Y vosotros, de qué otras formas habéis utilizado los espejos en la decoración de vuestro hogar?

Compartir en redes

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en linkedin
Compartir en Linkdin
Compartir en pinterest
Compartir en Pinterest

LEAVE A COMENT